Reseña de Consejería Bíblica Cristo-Céntrica

«Consejería Bíblica Cristo-Céntrica:

Cambiando Vidas con la Verdad Inmutable»

Bob Kellemen y Steve Viars

Editorial Bautista Independiente - EBI


¿Qué piensas cuándo escuchas la palabra «consejería»?


Rob Green y Steve Viars dicen: «Algunas personas se intimidan ante la palabra consejería. Piensan que la consejería es sólo para los individuos que enfrentan una crisis seria o que están perturbados mentalmente. Pero la consejería es para toda persona».


Por muchos años la iglesia ha dejado la consejería bíblica de lado, y por eso algunas personas creen que no es necesaria y otras consideran que el hecho de ir a consejería denota debilidad. Sin embargo, la consejería es bíblica, por lo tanto, es importante darla como recibirla. Es a través de ella como aprendemos a caminar con nuestros ojos puestos en el Señor.


Es tiempo de que cambiemos nuestro concepto de la consejería y veamos su importancia en la vida de cada uno de nosotros.


«Consejería Bíblica Cristo-Céntrica» ha sido escrita por más de 40 líderes evangélicos y a través de 28 capítulos nos enseña por qué la consejería es un ministerio fundamental dentro de la iglesia, llevándonos por medio de un cuidadoso viaje, a comprender que, como hijos de Dios, uno de nuestros llamados es llevar consuelo y guía a quienes lo necesitan a través de la consejería.


A medida que leía la declaración confesional de la «Biblical Counseling Coalition» (Coalición de Consejería Bíblica) que está en las páginas de este libro, mi forma de ver la consejería cambió. Esta declaración dice:


«Creemos que la consejería bíblica debe enfocar toda la amplitud de la naturaleza humana creada a imagen de Dios (Gen 1:26-28). Un entendimiento bíblico abarcador ve a los seres humanos como seres relacionales (espirituales y sociales), racionales, con voluntad, emocionales y físicos. La consejería sabia toma en serio a la persona entera en todo el contexto de su vida. Ayuda a las personas a abrazar toda la vida cara a cara con Cristo a fin de que lleguen a ser más semejantes a Cristo en sus relaciones personales, pensamientos, motivaciones, conductas y emociones.


Reconocemos la complejidad de las relaciones entre el cuerpo y el alma (Gn. 2:7). Debido a esto, procuramos permanecer sensibles a los factores físicos y cuestiones orgánicas que afectan las vidas de las personas. En nuestro deseo de ayudar ampliamente a las personas, procuramos aplicar la Palabra de Dios a las vidas de las personas en medio de fortalezas o debilidades corporales. Animamos una evaluación a cabalidad y un tratamiento sólido por cualquier problema físico de que se sospeche».


Esta declaración confesional nos muestra que el objetivo principal de la consejería bíblica es: mostrar a Cristo Jesús y ayudar a las personas a que vivan sus vidas de acuerdo a Su voluntad.


Pero ¿Es la consejería un llamado para todos? Es la pregunta que me hice al iniciar mi lectura y con una base bíblica los autores nos responden que sí. No es solo para pastores, es para todo hijo de Dios que anhele ser luz para aquellos que están quebrantados y es parte de la gran comisión que encontramos en Mateo 28:19-20, «Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo».


Y es que nos concentramos en la parte de hacer discípulos, pero dejamos de lado la parte de «enseñar». Cuando una persona atraviesa sufrimiento, dolor, decepción, enojo, traición, ¿Cómo le podemos mostrar a Cristo y Su suficiencia en toda área de la vida? Cuando una persona se enfrenta al duelo, problemas matrimoniales o con sus hijos o a un diagnóstico médico negativo, ¿Cómo le mostramos a Cristo y le enseñamos que solamente Él puede darle esperanza en medio de la incertidumbre? A través de la consejería. Es a través de la consejería como enseñamos a otros a seguir al Señor en toda circunstancia y etapa de la vida.


No perdiendo de vista que el punto culminante de la consejería es: El arrepentimiento, el perdón y la restauración del corazón y la mente de la persona a través de la Palabra de Dios. La consejería bíblica solamente es un medio que el Señor usa para Sus propósitos.


«Consejería Bíblica Cristo-céntrica» también nos brinda testimonios de consejeros bíblicos que a través de su propio sufrimiento fueron formados por el Señor para llevar consuelo a otros que lo necesitan. Dejándonos claro que el llamado a la consejería es para todos aquellos que a través de su dolor y relación con el Señor han aprendido a esperar y descansar en Él.


Sin duda, este libro es una valiosa joya que nos sensibiliza hacía la importancia de «llorar con los que lloran» (Rom 12:15), nos ayuda a conocernos a nosotros mismos a través del lente del Señor y nos hace ver la importancia de la consejería dentro de la Iglesia. Labor que es para todos los que somos parte del cuerpo de Cristo.


Este es un libro que recomiendo totalmente, ya que te edificará y capacitará para brindar a los demás la esperanza que solamente Cristo Jesús puede dar a través de Su gracia y perdón. El tiempo que inviertas leyendo estas páginas será de gran bendición para tu vida y te dará una perspectiva totalmente renovada de lo que significa «lleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así la ley de Cristo» (Gal 6:2). Así que, si eres esposa de pastor, líder de ministerio, estudiante o sientes un llamado a servir, este es un libro que sin duda será una herramienta útil para que crezcas espiritualmente y sirvas a los demás con el amor que solo Dios puede darnos.


Agradecemos a Editorial EBI por enviarnos este contenido a nuestro Blog Ella Florece, y animarnos a compartir con ustedes este excelente material, con el propósito de edificar a todo el pueblo de habla hispana.


Puedes ver más información de cómo adquirir este libro aquí.


Consejería Bíblica Cristo-Céntrica

Cambiando Vidas con la Verdad Inmutable

Editorial Bautista Independiente

363 páginas


Reseña realizada por María Reneé Madriz de Díaz


----

*Las opiniones de las escritoras invitadas no necesariamente representan las opiniones del ministerio Ella Florece. Como siempre, todo debe compararse con la Palabra de Dios, la única autoridad sobre la verdad.