“Este es mi Hijo Amado”: Cristo como el cumplimiento del Pacto