Una oración que no depende de cómo me siento